El comunismo amenaza con tomarse toda Latinoamerica

El anuncio de los narcoterroristas de las FARC en Colombia de su regreso a las armas no es mas que la declaración de guerra hacia la toma total del poder. Es lo que los marxistas consideran la avanzada final. Envalentonados con la consolidación de Maduro en Venezuela, la indecisión y cobardía de los países suramericanos y la inacción de Estados Unidos para tumbar ese régimen oprobioso, las guerrillas comunistas internacionales de las FARC y el ELN han lanzado la ofensiva final.

Con la salida del halcón Bolton de la Casa Blanca y la parálisis de la administración Trump para actuar militarmente contra la troika de Castro, Maduro y Ortega, los comunistas de latinoamerica se sienten con el camino despejado en su marcha hacia la conquista final del poder.

Las democracias latinoamericanas carcomidas por la corrupción y desprestigiadas al máximo están muriendo tal como lo profetizara Jean Francois Revel en su libro “Como mueren las democracias”.

A los foragidos solo les queda recoger los despojos y con el poder del fusil imponer su voluntad a las masas desarganizadas y sin un líder capas sacarlas del atolladero.

México en manos de un populista de izquierda corre el peligro de seguir la senda de Venezuela, o peor aún sumergirse en un caos parecido al de los países centroamericanos, en donde quienes ostentan el poder real son las mafias criminales.

Una vez establecido el caos no tardarán las mismas masas en pedir a gritos que alguien ponga orden y es entonces cuando los comunistas, astutos oportunistas, saltarán sobre la presa posando de salvadores que llegan a poner orden para evitar los saqueos y la anarquía.

Por supuesto que será el orden socialista, es decir el de las colas de racionamiento, el hambre, la esclavitud laboral, la miseria económica y la desesperanza.

Argentina también parece precipitarse nuevamente al despeñadero del populismo socialista de corte peronista. Lo mas grave es que estas organizaciones de la izquierda internacional, cuentan con el dinero del narcotráfico para ganar elecciones y comprar mas armas que los ejercitos intitucionales.

Todo esto dentre del clima de unas sociedades sumidas en la inmoralidad y el escepticismo frente a las instituciones, lo que la hace presa fácil de los vendedores de soluciones facilistas.

La caída es cosa de tiempo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *